Despues de dos años se vuelve a realizar el toreo de la vincha en Casabindo. – NorteGrande

Casabindo es una pequeña localidad de Cochinoca muy conocida por su iglesia y por el Toreo de la Vincha.

Casabindo se encuentra ubicado en el departamento de Cochinoca a una altura de 3.400 metros sobre el nivel del mar, en pleno sector norte del Altiplano andino, unos 55 km al suroeste de Abra Pampa. Cuenta con aproximadamente 165 habitantes.

Su iglesia es enorme en comparación con la aldea, su arquitectura y cimientos datan de 1690 aunque casi todo el edificio actual data de 1722 cuando el Deán Gregorio Funes impulsó su concreción.

Este templo se conserva casi exactamente como en 1722, posee una bóveda en forma medio cañón, en tal edificio eclesial se encuentran un campanario una de cuyas campanas de bronce tiene grabado el año de su fundición (1722).

Además, cuenta con pinturas de la escuela cuzqueña Ángeles Arcabuceros, por su importancia histórica y edilicia así como por la congregación de una multitud de personas que ocurren todos los 15 de agosto es llamada La Catedral de la Puna.

Foto Cortesía del Tribuno de Jujuy

Su fiesta patronal dedicada a Nuestra Señora de la Asunción de la virgen Maria se realiza cada 15 de agosto, la celebración comienza a principios del mes de agosto y culmina el día 15. Este día las actividades comienzan a horas 6.00 con la salva de bombas, prontamente el Sacramento de bautismo y matrimonio, más tarde una Misa Central en la Catedral y luego iniciar con la Procesión de la Virgen.

Foto Cortesía del Tribuno de Jujuy

Al mediodía se realiza “La Corpachada”, Feria de Comida Regional, en el corral de toros que continúa con la apertura al Tradicional “Toreo de la Vincha”, arraigada manifestación de religiosidad popular, originaria de la conquista y alimentada con el milenario espíritu kolla de los pueblos puneños, que se ofrece en honor a la Virgen de la Asunción, la “Mamita”. El Tradicional toreo es un homenaje que los casabindeños realizan a Pantaleón de la Cruz. En Casabindo los toreros ofrendan a la “Mamita” todo su coraje, despojando de los cuernos de los toros la vincha roja adornada de monedas, para la Virgen.

Foto Cortesía del Tribuno de Jujuy

Esta celebración es sin duda una de las más importantes de la Puna Jujeña, que congrega a fieles de todos lados.
Tras dos años, se volvió a realizar la tradicional fiesta patronal en honor a la Virgen de la Asunción en Casabindo. Cientos de feligreses de la puna jujeña participaron de cada una de las actividades desarrolladas.
El baile de los samilantes, la procesión de la Virgen por las callecitas de la localidad puneña y el enfrentamiento contra los feroces toros, fueron captados por las Juan Fernández y Darío Bonutto.

Leyenda del Toreo de la Vincha.

El  toreo de la vincha refleja las ansias de libertad de un pueblo, simbolizado en un joven cacique que se sublevó contra los españoles, Quipildor Tabarcachi..

 

La idea de Libertad proclamada por José Gabriel Tupác Amaru estaba inserta en el corazón del joven. Idea de Libertad y de Justicia que América reclamaba desde 1492, cuando los nativos empezaron a ser ultrajados, humillados y cruelmente asesinados.

Foto Cortesía del Tribuno de Jujuy

Este toreo se realiza en Jujuy, en Casabindo, localidad en el departamento Cochinoca en la puna, el 15 de agosto para honrar la Asunción de la Virgen María. Desde 1700, hombre y bestia se asocian en un juego donde no se busca la sangre sino una vincha que es un trofeo.

 

Se lleva a cabo delante de la iglesia y consiste en quitarle al toro una vincha con monedas de plata. Nada que ver con los toreos cruentos. Demás, toros y toreros son lugareños.

 

Más allá de la festividad católica están presentes también costumbres ancestrales; se ven Bandas de Sikuris, Baile del Torito, Samilantes, tocadores de Erke, y hasta las ofrendas a la Pachamama.

 

Claramente, el sincronismo de culturas se perfila en esta ceremonia, no solo en el toreo sino también en la Fe por la Virgen, la Pachamama del norte, a quien se ofrece la vincha.

 

La leyenda dice que cuando Quipildor cumplió 15 años, su padre le regalo una vincha adornada con quintos de plata traídos de Potosí por haber cazado su primer puma que amenazaba de muerte a su madre y a uno de sus hermanos. Cuando cumplió los 17 años, era un líder auténtico, descendiente de Pedro Quipildor y tataranieto de Tabarca, antiguo jefe de los Cochinocas.

 

Lo cierto es, que cuando Quipildor es lanzado a los toros recibe un golpe mortal. Muere ante la mirada de todo el pueblo. Hechos que se reflejan en el romance Casabindo de Alberto Alabí.

 

El escritor se adentra en la historia del toreo personificado en Quipildor Tabarcachi, que ofreció su vida a la Virgen. Verso a verso se apropia de la vida valiente y deseos de Justicia y Libertad del protagonista. Nos expresa la pasión que siente el joven por su fe en principios de Libertad y Justicia, y en la Virgen  María.

https://www.eltribuno.com/jujuy/nota/2021-8-17-10-16-0-galeria-revivi-los-mejores-momentos-del-toreo-de-la-vincha-en-imagenes

CORRESPONSAL-JUJUY-SALTA-TUCUMAN-// ESTER IBAÑEZ.