Qué tipos de protector de pantalla existen y cómo elegir el mejor para tu móvil – NorteGrande

¿Quieres salvaguardar la pantalla de tu nuevo móvil con un protector para así evitar los arañazos y, con suerte, las roturas?

Básicamente, hay dos maneras de proteger el panel: con un protector de plástico o con uno de cristal. Cada uno tiene sus variedades y sus indicaciones, por lo que hay que tener en cuenta todas las variables para así elegir la mejor manera de proteger el teléfono.

Con lo que cuesta un smartphone es lógico querer mantenerlo tal y como sale de la caja durante el máximo tiempo posible. Y no resulta sencillo: dadas las enormes dimensiones de la pantalla, cualquier incidente no sólo puede astillar el cristal, también terminará arañándolo. Incluso a pesar de que el teléfono esté protegido por lo último de Corning Gorilla Glass: el panel es un imán para los problemas; de ahí que protegerlo con un escudo sea una buena idea.

Protector de pantalla de serie, la elección más acertada

 

Todos los teléfonos salen de fábrica con una película de film plástico protegiendo la pantalla. Lo habitual es que dicha película sea transparente y que ésta se comporte como un protector de pantalla al uso. De hecho, lo más recomendable es mantener dicho protector, al menos en la mayoría de ocasiones.

El protector de serie siempre es de plástico, protege la mayor parte del frontal (en ocasiones el cristal sobresale por los bordes del protector), está perfectamente colocado y ofrece una protección contra los arañazos más que buena. Por tanto, ¿para qué retirarlo? Siempre y cuando la marca no aproveche para imprimir las características en esa lámina de plástico, algo cada vez menos habitual (en los móviles baratos sigue ocurriendo).

Gran parte de los móviles no necesita protector de pantalla porque las marcas incluyen una película de plástico lo suficientemente buena como para ejercer de protector. Eso sí, este componente posee el problema que arrastran todos los protectores de plástico: el dedo no resbala por la superficie de la pantalla con suavidad. Éste es, precisamente, el punto a valorar a la hora de adquirir un protector de pantalla específico para el móvil.

¿Protector de plástico o de cristal?

A grandes rasgos, podemos dividir los protectores de pantalla para móviles en dos categorías muy bien diferenciadas:

  • Protector de plástico. Están fabricados en distintos polímeros plásticos, son más económicos y tienen una característica muy valorada para quienes poseen un móvil de pantalla curva: la lámina se adapta a los laterales del panel.
  • Protector de cristal. Se fabrican con vidrio templado, ofrecen el mismo tacto que la pantalla del teléfono y absorben en mayor medida los impactos leves recibidos frontalmente en el teléfono.
Si buscas mantener el tacto original de la pantalla lo tuyo es un protector de cristal. Si no te importa ese tacto, y no quieres gastarte mucho dinero, busca un protector de plástico

Cada tipo de protector tiene sus ventajas y también sus inconvenientes. Si buscas un protector de pantalla barato no hay duda de que lo mejor es uno de plástico; por más que los de vidrio templado hayan visto muy rebajado su precio. El tacto del protector de vidrio siempre será mejor (el dedo no se queda pegado, la grasa se elimina mejor…). Para los golpes ambos son poco efectivos; aunque el de cristal soporta mejor los frontales ya que suele fragmentarse esa primera capa antes del vidrio de la pantalla.